Cómo aspirar la alfombra o moqueta y dejarla 100% limpia

Las alfombras están presentes en la mayoría de los hogares y seguramente te haya sucedido que después de aspirarla, sientes que no quedó tan limpia como esperabas.

Hoy te daré unos consejos y técnicas muy útiles para aspirar tu alfombra y que quede impecable.

Si además de alfombras tienes mascotas, te va a interesar esta guía sobre aspiradoras que funcionan muy bien con los pelos de tus animalitos.

  • Lo primero que debes hacer es despejar la alfombra de todos los objetos que puedan molestarte en la limpieza, como mesas y sillas.
  • Si tu aspiradora incluye algún cepillo especial para alfombras debes colocarlo, y si es un aspirador sin cable mucho mejor, ya que te permitirá tener mayor libertad de movimientos.
  • Enciende la aspiradora y colócala en potencia media, una potencia muy alta absorbería el pelo de la alfombra y una baja no tendría la fuerza necesaria para sacar la suciedad de ella.
  • Pasa la aspiradora en la dirección de las hebras de la alfombra, en movimientos lentos, para luego pasarla en forma perpendicular y así absorber la mayor cantidad de polvo y suciedad posible. 
  • Si la alfombra o moqueta llega hasta la pared utiliza la boquilla para aspirar en las esquinas; este es uno de los sitios en donde más se acumula la suciedad debido a que no solemos limpiar allí.  

La alfombra se debe limpiar todos los días si se encuentra en un área de mucho tránsito de la casa, pero si se encuentra en un espacio que no se utiliza mucho entonces puedes hacer una limpieza semanal

Por otro lado, si la alfombra está muy sucia y tiene mal olor puedes limpiarla en seco con bicarbonato de sodio. Solo agrégalo por toda la alfombra, déjalo actuar durante toda la noche y aspira la alfombra como de costumbre, el mal olor desaparecerá y se verá mucho más limpia.  

Ahora, si buscas eliminar una mancha específica haz una mezcla de agua, vinagre blanco y jabón líquido, aplícala en la alfombra con un atomizador y frótala con un paño o cepillo de cerdas suaves, para después pasar la aspiradora. No te recomiendo usar un cepillo muy fuerte ya que puedes desprender las fibras de la alfombra.

Leave a Comment!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.