Cómo aspirar polvo de manera eficiente

El polvo está presente en todos los hogares y es por ello que debes limpiar con regularidad, ya que que muchas veces es la causa de alergias y le da a tu hogar una apariencia descuidada.

Hoy te daré unos tips para que realices una limpieza profunda y puedas evitar que se forme polvo por un tiempo mayor.

Mantén una buena iluminación

Antes de comenzar a aspirar revisa que el área cuente con buena iluminación, de manera que puedas ver mejor donde se encuentra el polvo y no dejes ninguna zona sin aspirar.

Lo más recomendado es aspirar con la luz del sol, pero si quieres hacerlo en la noche utiliza una luz potente en la habitación.

Despeja la zona donde vas a trabajar

Debes despejar el área a aspirar de cualquier objeto que pueda molestarte y fijarte en que el filtro de la aspiradora esté limpio: si no lo está la aspiradora perderá potencia y atrapará menos polvo.

Vacia la bolsa de polvo antes de comenzar

También revisa que el depósito o bolsa de la aspiradora se encuentre vacío, o con más de la mitad del espacio libre para aspirar.

Te recomiendo leer sobre lo importante que es el filtro HEPA en una aspiradora y qué función realiza.

Organiza el orden de limpieza

Comienza por limpiar los muebles más altos en la habitación, con esto me refiero a bibliotecas y estanterías, y ve bajando hasta llegar al suelo.

De esta manera evitarás que caiga polvo en el suelo limpio, algo más común de lo que te imaginas.

Cambia de boquilla

Utiliza las boquillas indicadas para cada superficie. Si tienes algún florero, objetos o accesorios que te parece muy débil o pequeño para pasarle la aspiradora entonces debes limpiarlo primero con un trapo húmedo y luego con uno seco para quitar todo el polvo.

Al terminar de aspirar el suelo utiliza la boquilla para esquinas, que te ayudará a recoger el polvo que se acumula en esos sitios de difícil acceso.

aspirador con boquilla para esquinas y zonas altas

Aspira con movimientos adecuados

Aspira con un movimiento lento y hacia adelante, así absorberás una mayor cantidad de partículas.

En el caso de alfombras o moquetas también debes hacer movimientos perpendiculares (o hacia los lados) en la limpieza.

Y en cortinas, debes comenzar desde el punto más alto y luego ir bajando.

Mantén una rutina de limpieza

Lo más recomendado es realizar una limpieza diaria de pocos minutos y 1 a fondo 1 vez a la semana, así el polvo en tu hogar será cosa del pasado.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.