cómo limpiar suelo laminado

¿Cómo limpiar suelo laminado?

Los suelos laminados cada vez se vuelven más populares. Esto se debe a que son elegantes y requieren un mantenimiento mínimo.

Sin embargo, como cualquier otra superficie suelen acumular polvo y cualquier clase de suciedad. Si no se limpian de la forma correcta, podrían perder el brillo y terminar dañándose.

Es por eso, que en este artículo te explicaré cuáles son las herramientas y las técnicas adecuadas para limpiar piso laminado.

¿Qué necesitas para limpiar el suelo laminado?

trapeador, escoba y pala recolectora

La humedad, el polvo y la arenilla son los principales enemigos del piso laminado. Utiliza estas herramientas para lograr una limpieza eficaz:

Trapeador y escoba

Para un mantenimiento diario, usa una escoba de cerdas suaves y un trapeador de micro fibra que no raye el piso.

El suelo laminado es muy delicado y con cada rayón irá perdiendo el brillo. Esta clase de daños es casi irreparable.

Aquí también encontrarás consejos para mantener la casa limpia, sin morir en el intento.

Limpiador especial para pisos laminados

varios envases y pulverizadores de limpiadores

Si necesitas quitar ciertas manchas o cualquier otra suciedad pegada al piso, existen limpiadores especiales que no son abrasivos.

Mezcla partes iguales de agua y limpiador, coloca un poco sobre la mancha y frota con una esponja suave.

Aspiradora

Las aspiradoras para suelos laminados facilitan el trabajo de limpieza y cuidan el piso.

Además, no solo eliminan las motas de polvo, sino también los malos olores, ácaros y bacterias que producen alergias. Puedes pasarla 1 o 2 veces por semana.

mujer aspirando suelo laminado con aspiradora

¿Cómo aspirar bien el suelo laminado?

Sigue estos 4 pasos para lograr un aspirado profundo de tu suelo laminado:

Paso 1

Despeja la sala o habitación que vayas a limpiar. Recoge los juguetes o cualquier objeto pequeño que pueda estropear la máquina.

Paso 2

Utiliza un aspirador con un cabezal especial para pisos laminados de cerdas finas y suaves. La potencia debe ser de unos 1.400 W, lo que es suficiente para succionar toda la suciedad en una sola pasada.

Paso 3

Avanza por la habitación de un lado al otro para que no te falte ningún área. Pon tu mayor esfuerzo en las zonas más transitadas, así como debajo de los muebles o alfombras.

Paso 4

Para limpiar las esquinas y zonas de difícil acceso, utiliza una boquilla especial para ranuras. Las mismas sirven para aspirar las persianas y los muebles.

Aquí te dejo un enlace para que conozcas las mejores aspiradoras para parquet, con las que también podrás darle el cuidado necesario a tu piso laminado.

Recomendaciones finales

  • No es necesario utilizar ceras o aceites para pulir el piso, las mismas podrían mancharle. Es suficiente con pasar un paño seco varias veces para devolverle el brillo.
  • Algunos aspiradores incluyen una opción de vapor, pero en suelos laminados lo mejor es no aplicar calor. El vapor puede crear humedad y levantar las láminas del piso.
  • Quítate los zapatos antes de entrar a la casa. Los restos de tierra pegados en la suela pueden arañar el piso.
  • Si se derraman líquidos sobre el piso lo ideal es secarle entre 1 y 5 minutos después.
  • Coloca tapas de hule en las patas de los muebles para que no dejen marcas sobre el piso.

Mantener el suelo limpio es una labor agotadora. Pero si utilizas las herramientas correctas y sigues estos consejos, conservarás tu piso brillante y hermoso sin mucho esfuerzo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.