Consejos de mantenimiento para tu robot aspirador

Un robot aspirador es un genial invento pensado para relevarte de la engorrosa tarea de limpiar las superficies de tu hogar. Para ello utiliza una tecnología sofisticada, con un conjunto de características fundamentales para ahorrarte tiempo y esfuerzo.

Ellas son la autonomía de movimiento, diseño compacto, precisión y versatilidad en el trabajo de aspirar y remover el sucio, y un sistema de sensores para reconocer la superficie donde trabaja. Puede mapear el entorno y decidir la estrategia de limpieza a utilizar.

Puede planificar el trabajo que va a realizar, al dividir las áreas por sectores, y así sabe cómo abordar para mayor eficacia en la tarea de eliminar el polvo y el sucio.

Mujer leyendo mientras funciona el robot aspirador

Y es que esta pequeña maravilla ejecuta su trabajo casi como si fuera un ser vivo y pensante. Una serie de partes y piezas intervienen en el funcionamiento de esta ingeniosa herramienta.

Pero aquí no te voy a hablar de los modelos de robots, sino que me voy a centrar en el porqué y el cómo hacerle el mantenimiento a tu robot aspirador. Espero que te sea útil si ya tienes uno de estos aparatos, o tienes en mente comprar uno.

Si quieres revisar comparativos sobre marcas de robots de limpieza, puedes revisar este enlace sobre las aspiradoras Conga, o también este otro sobre las de la marca Xiaomi.

Razones para hacerle mantenimiento a tu robot aspirador

Como cualquier herramienta simple o compleja, un robot aspirador requiere de mantenimiento y limpieza para que se mantenga funcionando en forma óptima a lo largo del tiempo.

No hacerlo en forma adecuada y regular puede acarrearte que el aparato se estropee, o funcione de forma poco eficaz. Un robot puede hacer por ti una serie de tareas de forma habitual, pero también requiere que lo revises y limpies con periodicidad.

Robot aspirador abierto

Estar pendiente de la limpieza y el buen estado de las piezas que integran este aparato puede ayudar a prolongar su vida útil.

Cómo puedes hacer mantenimiento a tu robot aspirador

Por muy bueno que sea, todo aparato tiene sus limitaciones de uso. Los robots de limpieza no escapan a esta regla.

La primera medida es más bien preventiva: evitar usarlos en espacios al aire libre, lugares muy sucios (como desvanes, sótanos, almacenes y áreas contaminadas de fábricas y edificios, lugares húmedos como baños o lavaderos).

También debes evitar las alfombras muy gruesas o con borlas u otros adornos, así como estanterías y áreas elevadas y estrechas.

Hombre señalando el robot aspirador con el control remoto

A las aspiradoras robotizadas hay que hacerles un mínimo de 15 minutos de mantenimiento al mes, aun si tienen poca carga de trabajo. Aquí reúno una serie de recomendaciones para tener tu aspiradora robotizada funcionando a tope.

  • Sacude el filtro para que suelte los residuos acumulados. Acostúmbrate a hacerlo a intervalos de unas pocas sesiones de limpieza para que la suciedad no se amontone y termine obstruyendo el mecanismo.
  • Es bueno que lo reemplaces luego de unas 50 jornadas de uso. Aprovechar los filtros de otros aparatos te sirve para ahorrar algo de dinero ‒es muy poco probable que dañen el bot‒, pero te pueden anular la garantía si te pillan un sustituto de otra marca en una revisión.
  • Si es necesario, corta el pelo que quede enrollado en el cepillo. La mayoría de los robots aspiradores vienen con un accesorio que permite cortar y retirar la pelusa.
  • Es importante limpiar los cojinetes del rodillo de cepillo, la rueda giratoria y los cepillos laterales luego de unas pocas semanas, si el dispositivo tiene bastante uso. Muchos robots aspiradores están diseñados para extraer estas piezas sin usar herramientas.
  • Haz la limpieza de los sensores según sea necesario (sigue las recomendaciones del fabricante). Por lo general, un paño de microfibra o un algodón humedecido de agua o alcohol son suficientes, pero un spray de aire comprimido también funciona.
  • También conviene reemplazar los filtros y los cepillos laterales varias veces al año. El cepillo giratorio pide recambio una vez al año, mientras que la batería puede hacerse cada dos años según sea necesario (dependerá de la frecuencia con la que hagas trabajar al robot).
  • Si tu aspiradora robotizada se avería más allá del período de garantía, existe la posibilidad de que puedas repararla, en especial si es un modelo Roomba o Neato. No declares pérdida total hasta verificar que la pieza rota del robot está disponible como reemplazo.
Robot aspirador limpiando la alfombra

Para terminar, si deseas aprender más sobre el uso de este recurso para la limpieza de tu hogar, te invito a abrir este enlace.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.