tubo de la aspiradora

¿Cómo sacar algo del tubo de la aspiradora?

Uno de los artefactos que me parecen imprescindibles en el hogar, es la aspiradora.

La aspiradora sirve para barrer y recoger, quitar las telarañas, eliminar el polvo acumulado y mantener el borde de las ventanas limpias.

Yo uso la aspiradora de forma constante, pero debo admitir que desconocía sobre el mantenimiento que esta requiere.

Cambiar los filtros, revisar el tubo de la aspiradora, vaciar la bolsa de manera frecuente, son aspectos importantes para su buen funcionamiento.

mujer revisando la aspiradora

Hace poco, mi aspiradora perdió la fuerza de succión. Revisándola, encontré un objeto que estaba causando la obstrucción en el tubo de la aspiradora.

Pensé que llevarla al técnico por un problema que se puede resolver en casa, parecía innecesario. Sin embargo, buscar la solución fue todo un proceso de horas de investigación.

Toda mi experiencia la he recopilado en este artículo, donde quiero contarte qué hacer para sacar algo del tubo de la aspiradora.

¿Qué es el tubo de una aspiradora?

tubo rígido de la aspiradora

Las aspiradoras son diferentes de acuerdo a los modelos.

Están las aspiradoras tipo trineo y verticales, que cuentan con un tubo que se instala en el motor y al otro extremo se le une la boquilla. En ciertos aspiradores, este tubo es rígido, mientras que en otros es flexible.

El tubo rígido tiende a ser de metal y en algunas aspiradoras se conecta desde una entrada del motor y después a este se le introduce la boquilla.

El tubo flexible tiene forma de acordeón, está elaborado con plástico y en las aspiradoras tipo trineo se adhiere al motor y después se le inserta el tubo rígido, haciendo que la medida sea más larga y llegue a lugares altos o profundos.

Trucos para sacar cosas del tubo de la aspiradora

tubo flexible de la aspiradora

En caso de que el tubo de la aspiradora quede atascado, sigue los siguientes pasos:

  1. Revisa el cable de carga. De estar dañado pudiera hacer que baje la succión.
  2. En caso de tener bolsa, saca y revisa si ya está llena o todavía le queda espacio. Cuando ha utilizado toda la capacidad, tiende a evitar la succión.
  3. Desmonta las partes de la aspiradora. Recuerda que las principales son: la boquilla, el tubo y el motor.
  4. Enciende la aspiradora y coloca la mano en el acceso en donde se conecta el tubo para verificar si está succionando. Con este paso descartas que el problema no es algo más grave.
  5. Ve las boquillas en el orificio por el que pasa el aire. Comprueba que no hay nada obstruyendo.
  6. Observa el tubo. Puede darse el caso de que tu aspiradora, tenga dos: uno rígido y otro flexible. Trata de ver por la abertura, ayúdate con una linterna.
  7. De estar el atasco en el tubo rígido, solo tendrás que introducir un elemento bastante largo para generar presión y empujarlo. Puedes hacerlo con el mango de la escoba.
  8. En caso de que el problema se encuentre en el tubo flexible, es necesario ser más cuidadoso, debido a que se podría romper y se perdería la succión. Una opción es utilizar agua en el tubo, de tener bastante presión provocará que salga. Otra forma es emplear un alambre o un gancho de ropa, envuelve la punta con cinta adhesiva para que se pegue lo que se encuentra atascado.
  9. Al terminar de eliminar la obstrucción, ensambla la aspiradora y prueba que funcione de manera adecuada.

Si quieres conocer más acerca de las aspiradoras verticales, puedes revisar este enlace, donde hay preparada una comparativa con los mejores modelos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.