cómo limpiar paredes

¿Cómo limpiar paredes?

Aunque te pase desapercibido, estas superficies son propensas a acumular mucha suciedad y polvo.

Además, son el hogar perfecto para cualquier clase de bichos e insectos transmisores de virus y enfermedades.

Si no te quieres gastar un dineral en pinturas cada año, te recomiendo que aprendas las técnicas adecuadas para dejar tus paredes limpias y desinfectadas.

En este artículo, te contaré todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento y limpieza de las paredes.

¿Qué necesitas para limpiar paredes?

Para limpiar bien las paredes necesitarás las siguientes herramientas:

Aspirador potente

mujer aspirando la pared

El trabajo de limpieza te resultará más sencillo si cuentas con un aspirador potente.

Se trata de un equipo electrodoméstico que te permitirá llegar hasta las zonas más difíciles y eliminar toda la suciedad pegada, sin importar si es fina o gruesa.

Te invito a visitar este enlace sobre las mejores aspiradoras de mano. Esta clase de equipos resultan muy útiles para la limpieza de la pared.

Plumero o escoba

Plumero para limpieza

Las zonas altas de la pared son las preferidas por los insectos para construir sus moradas. Con un plumero o escoba de cerdas suaves será más sencillo eliminar esta clase de suciedad.

Pasa el plumero cada semana para evitar la formación de polvo y telas de araña.

Paños y esponjas

Las esponjas y paños son imprescindibles para fregar las superficies y eliminar la suciedad más pegada como manchas y rayones.

Utiliza paños y esponjas limpios y suaves para que no maltraten la superficie.

Agua tibia y jabón

Para conseguir una limpieza profunda es fundamental utilizar una solución jabonosa o detergente común que no sea abrasivo.

Vierte un poco en un cubo con agua tibia y usa esta mezcla para lavar tus paredes.

Cubo con jabón líquido, spray y paños de limpieza.

Trucos para saber cómo limpiar paredes pintadas correctamente

Antes de hacer una limpieza profunda, debes tomar en cuenta el tipo de pintura y el color que tienen las paredes.

Las pinturas que incluyen resinas vinílicas o acrílicas son lavables. Fíjate en la etiqueta del producto y corrobora la clase de pintura que tienes.

Si no estás seguro de tener una pintura lavable, lo mejor es que te conformes con quitar el polvo.

Sigue estos trucos para tener éxito en la limpieza de paredes pintadas:

Quita el polvo la pared

Plumero para limpieza de la pared.

Lo primero que debes hacer es quitar todo el polvo, telarañas o cualquier clase de suciedad que tenga la pared.

Para ello, puedes valerte de una aspiradora o plumero. Usa una escalera para llegar hasta la parte más alta.

Utiliza agua y jabón para una limpieza general

Si tu pared no tiene manchas graves, puedes limpiarla con jabón líquido y agua tibia.

Sumerge un paño en la mezcla y pásala de abajo hacia arriba, para evitar los chorretones que puedan dejar manchas en la pared. Enjuaga con agua limpia para finalizar.

Amoniaco o bicarbonato para las manchas

Recipiente con bicarbonato.

Las manchas más cotidianas como: grasa, tierra, salpicaduras de bebidas y huellas se pueden eliminar con una solución de agua, detergente y amoniaco. Friega las manchas con movimientos circulares y para finalizar seca con un paño limpio.

Si las manchas son más severas prueba con esta mezcla:

1.   Disuelve 100 gr de bicarbonato en 4 litros de agua.

2.   Rocía sobre la mancha y frota con movimientos circulares.

3.   Lava la superficie con agua tibia

4.   Seca lo más pronto posible.

Borrador mágico para paredes blancas

Las paredes blancas son muy delicadas y hay detergentes que pueden mancharlas en vez de limpiarlas.

En muchos supermercados venden algo que se conoce como “borradores mágicos”. Es un tipo de esponja especial capaz de eliminar las manchas de lápices o pinturas escolares.

Sumerge el borrador en agua y escurre bien. Después comienza a borrar la mancha de la pared y verás cómo desaparece de forma rápida.

Antes de aplicar cualquier producto de limpieza sobre la pared, prueba la mezcla en una zona poco visible a ver qué reacción tiene.

¿Cómo aspirar bien una pared?

Para lograr un aspirado completo sigue estos 6 pasos:

1.   Retira todos los adornos o cuadros, esto también incluye los muebles o mesas que estén apoyados en la pared.

2.   Cubre el suelo y los muebles con un plástico o lona para evitar que se manchen con restos de suciedad.

3.   Aspira toda la pared comenzando por la parte más alta. Para ello quizás necesites utilizar una escalera.

4.   Utiliza boquillas para ranuras para aspirar las esquinas o zonas difíciles.

5.   Avanza por toda la superficie y fíjate que no falte ninguna zona.

6.   Limpia el rodapié con especial atención ya que esta zona acumula mucha suciedad y polvo.

Si quieres conocer otras técnicas para la limpieza del hogar, este enlace sobre cómo limpiar baldosas te resultará muy útil.


Espero que estos consejos te ayuden a mantener limpias tus paredes por más tiempo.

Si quieres mejorar tu rutina de limpieza, te he preparado una guía para mantener la casa limpia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.